Sidebar

Magazine menu

23
Sáb, Sep

La primera característica que se percibe fácilmente en la vida patzunera, es la existencia de dos patrones culturales diferentes: el indígena y el ladino-mestizo, que se manifiestan de igual forma en el área rural y en el área urbana. Esto tiene que ver con la diferencia poblacional existente (94.8% indígenas mayas de la etnia Kaqchikel y 5.2% ladinos-mestizos).

De forma general podemos decir que las diferencias están comprendidas en el modo de la comunicación verbal, el idioma, el vestuario y la alimentación; las diferentes prácticas religiosas, educativas y de parentesco; los distintos tipos de vivienda; y la orientación diferenciada en la vida y conceptos sustancialmente distintos de cada etnia.

Por otro lado los indígenas y los ladinos-mestizos difieren fuertemente en cuanto a la valorización que hacen de las expresiones culturales y la práctica de estas.